678 310 768 Centro Médico Quirón Sagrado Corazón 682 837 488 Centro Médico Quirón Infanta Luisa info@obemets.com

Dormir poco favorece la obesidad

Dormir pocas horas tiene consecuencias evidentes como es el cansancio o el rendimiento en cualquier actividad. Entre las consecuencias más graves se encuentra el tener más riesgo de padecer sobrepeso y diabetes tipo 2, como aseguran los nutricionistas en Sevilla de ObeMets

Varios estudios han demostrado que dormir poco baja los niveles de leptina (hormona reguladora del apetito) mientras que aumenta los niveles de grenila (hormona estimulante del apetito). De ahí la necesidad de pernoctar las horas suficientes cada noche y con la máxima calidad posible.

Se suele caer en el error de asociar la obesidad con la somnolencia. Existe una idea genérica de que las personas con sobrepeso duermen más y mejor. Por otro lado, se mantiene la imagen de la persona delgada asociada a un sueño más superficial, menos intenso y de menor duración.

  • Efecto de las hormonas en la obesidad

Al disminuir los niveles de leptina y aumentar los de grenila, se combinan ambos efectos y esto provoca un aumento considerable del hambre y de calorías. Esto se traduce en un importante riesgo de padecer obesidad a medio/largo plazo.

Estos casos son vistos más comúnmente en niños que en su infancia padecieron trastornos de sueño y que, en su edad adulta, están sufriendo esta enfermedad. Aquellos que en sus primeros años conciliaron mejor el sueño tienen un menor riesgo de tener sobrepeso.  

Por ello, una buena medida para reducir la obesidad infantil es inculcarle buenos hábitos de sueño. Por supuesto, esto debe ir acompañado de una alimentación equilibrada y saludable junto a la práctica de ejercicio regularmente.

  • ¿Dormir más es perder peso?

Existen varios estudios y casos reales que indican que dormir menos de cinco horas favorece a ganar peso. Lo recomendable para evitar el problema es dormir lo mínimo recomendado, que es de siete a nueve horas. De esta forma se estabilizan los niveles de leptina y grenila. Esto provoca que se genere menos sensación de hambre y, por consiguiente, se controle mejor el apetito.

Desde el grupo de nutricionistas en Sevilla de Obemets, recomendamos que además de una dieta equilibrada y un ejercicio físico, se debe conciliar bien el sueño. El descanso es un factor fundamental para la salud, tiene consecuencias positivas ya que se controla mejor el peso y se reducen los riesgos de padecer obesidad.