678 310 768 Centro Médico Quirón Sagrado Corazón 682 837 488 Centro Médico Quirón Infanta Luisa info@obemets.com

Actualmente existe una mayor concienciación en la sociedad para llevar una vida saludable, lo que puede que se deba a las desorbitadas cifras de obesidad que manejamos, que según la OMS son:

  • En 2016, más de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso y más de 650 millones eran obesos
  • En 2016, 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso en todo el mundo
  • A nivel mundial, el sobrepeso y la obesidad causan más muertes que la insuficiencia ponderal

Pero llevar un estilo de vida saludable no se reduce a hacer dietas restrictivas cada cierto tiempo para vernos mejor en el espejo, sino que es la combinación de unos patrones de alimentación saludable y la realización regular de ejercicio. Es decir, la clave es crear una serie de hábitos saludables, que no nos supongan un esfuerzo y beneficien a nuestra salud.

Por eso, en este post vamos a mostrar una serie de pautas que ayudarán a adoptar estos hábitos y, en consecuencia, a mejorar tu estilo de vida y tu salud.

ALIMENTACIÓN

En este blog hemos hablado en varias ocasiones de lo que es una alimentación saludable, lo que podemos resumir en aquella que permite llevar una dieta variada y equilibrada y completa.

Intentas que tus tiempos de alimentación sean en las mismas franjas horarias, así permitirás que tu cuerpo realice mejor la digestión y evitaras alteraciones en el organismo

Tener en cuenta la cantidad de alimentos que ingerimos nos ayudará a comer justo lo que necesitamos, ni más ni menos. Hay alimentos muy saludables, como los frutos secos o el aguacate, que son muy calóricos y los que debemos ingerir con prudencia.

Tener en cuenta la cantidad de alimentos que ingerimos nos ayudará a comer justo lo que necesitamos, ni más ni menos. Hay alimentos muy saludables, como los frutos secos o el aguacate, que son muy calóricos y los que debemos ingerir con prudencia. El método del plato es una manera simple y rápida de medir la comida y hacer una buena repartición de macro y micronutrientes. Este método consiste en dividir el plato que vayamos a comer de la siguiente manera: medio plato de verduras, un cuarto de plato de proteínas (huevo, carne, pescado…) y un cuarto de carbohidratos (pasta, arroz, legumbres, pan, patata…). Obviamente, derivado de ciertos alimentos también obtenemos las grasas necesarias.

Como podemos observar, los alimentos ultraprocesados, como era de esperar, no forman parte de una alimentación saludable. Evitar este tipo de alimentos tan procesados será el primer paso hacia un estilo de vida más saludable

ACTIVIDAD FÍSICA

La actividad física es otro de los pilares que sostienen un estilo de vida saludable, ya que reportará grandes beneficios tanto a nivel físico como psicológico.

Según la OMS, se considera actividad física cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía. Según recomienda esta organización, basta con 30 minutos de actividad física moderada al día para asegurarse estos beneficios:

  • Reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares, diabetes, cáncer de mama y colon y depresión.
  • Mejora la salud de los huesos y la capacidad funcional del cuerpo
  • Es determinante para el gasto energético y, por tanto, ayuda a tener equilibrio calórico y un peso saludable.

 

Como ya hemos mencionado, el deporte aporta beneficios mucho más allá de los físicos, sino que también mejora la salud psicológica. Realizar actividad física puede reducir la aparición de estrés y depresión, e incluso mejorar la autoestima.

Lo más importante es realizar una actividad física que te genere adherencia, es decir, que te sea fácil practicar. Puedes orientarla al objetivo particular que tengas: desarrollo muscular, pérdida o mantenimiento de peso o reducción de la grasa corporal.

EL DESCANSO

El descanso es otro de los pilares fundamentales para la salud, pero suele ser el más desatendido, unas veces por desconocimiento y otras por imposibilidad por nuestra rutina diaria.

Es precisamente durante el descanso cuando el cuerpo y la mente se recuperan, con lo cual, por muy bien que lleves la alimentación y el ejercicio, si no prestas atención al descanso tu cuerpo y mente se resentirán.

El descanso nocturno es una de las piezas fundamentales de una correcta recuperación. Tener en cuenta las siguientes pautas ayudará a que le saques el máximo provecho al tiempo invertido:

  • Intenta acostarte y levantarte siempre a la misma hora.
  • Relájate durante 1 hora antes de irte a la cama (medita, lee un libro…).
  • Mantén tu dormitorio lo más oscuro posible.
  • No tengas televisión en tu dormitorio, ni aparatos electrónicos con molestos leds.
  • Evita el alcohol y el consumo de cafeína por la tarde.
  • Evita las comidas pesadas antes de acostarte.

Tomas una siesta de 20-30 minutos cuando tu horario lo permita para renovar tu cuerpo para afrontar el resto del día con energía

En resumen, la salud es la suma de una serie de variables y, mediante el cambio de nuestros hábitos podemos hacer más sencillo el controlar, dentro de lo posible, estos pilares fundamentales sin que nos suponga un esfuerzo.