678 310 768 Centro Médico Quirón Sagrado Corazón 682 837 488 Centro Médico Quirón Infanta Luisa info@obemets.com

Todo nosotros hemos querido, en algún momento de nuestra vida, bajar esos kilos de más que hemos acumulado a causa de excesos producidos a los largo del tiempo o por excesos que han tenido lugar en fechas puntuales como fiestas o vacaciones.

Si preguntamos a conocidos, seguramente nos recomienden alguna dieta con nombre extravagante que asegura que podrás bajar muchos kilos en poco tiempo y que alguien la ha probado y le ha ido genial.

Sin embargo, lo que no te cuentan es que los kilos perdidos con este tipo de dietas, normalmente muy restrictivas en cuanto a calorías y alimentos, pueden recuperarse muy rápidamente y en un corto periodo de tiempo.

PROBLEMA DE LAS DIETAS RESTRICTIVAS

Como ya hemos comentado, este tipo de protocolos no solo es restrictivo en el ámbito calórico, sino que suelen etiquetar como “no apto” ciertos alimentos simplemente por su densidad calórica, sin importad la calidad nutricional de los mismo. Esta situación, mantenida en el tiempo, puede derivar en una falta de nutrientes esenciales y por tanto empeorando nuestra calidad de vida.

Además, esta bajada de peso radical por la falta de ingesta de alimentos, produce a su vez una pérdida de masa muscular. Esto provoca, entre otras cosas, que perdamos fuerza y que la sensación de fatiga sea más recurrente.

Por otra parte, el músculo es un tejido metabólicamente activo y necesita calorías para mantenerse, las cuales se obtienen en su mayoría de la grasa, por lo que al mantener o ganar masa muscular quemamos más grasa.

CÓMO ELIMINAR LOS KILOS DE MÁS

Antes de plantear un poco cuales serían las pautas a seguir para quitarnos esos kilos de más, es importante señalizar que lo que queremos no es perder peso sino perder grasa.

La pérdida de peso contempla la eliminación de grasa, agua y masa muscular, y hemos visto por qué nos conviene mantener esta última para no empeorar nuestra calidad de vida y ser más eficientes a nivel metabólico.

Para perder grasa sólo tenemos que tener en cuenta tres factores

  • Déficit calórico. Es indispensable para perder grasa, es decir, tienes que gastar más calorías de las que ingieres. Sin embargo, el típico enfoque de comer mucho menos y movernos mucho más no es la solución. La solución es mucho más sencilla: debes reducir levemente tus calorías y llevar una mejor alimentación. 
  • Alimentación. Aunque las calorías serán las que definan cuanto peso ganas o pierdes, la alimentación será la que defina si ese peso es grasa o si arrastras agua y masa muscular con ella. Por lo que ingerir la correcta proporción de proteínas (un 25% del total), de grasas (de calidad) y de carbohidratos (procedentes de tuberculos, legumbres y algún cereal) será imprescindible para conseguir nuestro objetivo. 
  • Ejercicio. El beneficio de realizar actividad física no viene sólo de la quema de calorías, sino que radica más allá. Aunque de nuevo, el tipo de ejercicio importa, ya que a diferencia de lo que se cree el ejercicio cardiovascular no es la mejor manera de quemar grasa, ya que al realizarlo también arrastramos músculo. Lo ideal sería combinar entrenamientos de fuerza (circuitos, pesas… según tus preferencias) con sesiones de cardio o intervalos de alta intensidad.

 

A todo lo mencionado cabe añadir que contar con el asesoramiento de un profesional en cada una de las áreas mencionadas que nos guíe y corrija es importante para hacer las cosas de manera correcta y sacarle el máximo partido a nuestro tiempo.